¿Es China una economía de mercado?

policia-eeuu-efe
Dallas, estremecida: cinco policías mueren a manos de francotiradores en una protesta racial
julio 8, 2016
5780402a16c6a
Venezuela, convulsionada por el hambre
julio 10, 2016
Show all

¿Es China una economía de mercado?

China-bandera

La cumbre China-Unión Europea de esta semana tendrá sobre la mesa la negociación sobre la concesión del estatus de economía de mercado al país asiático por parte del bloque europeo, una exigencia de Pekín a la que Bruselas es reticente.

El Parlamento Europeo ya mostró en mayo su rechazo a este reconocimiento que para el Gobierno chino es una “obligación” de la UE y se espera que ambas partes, entre otros asuntos, acerquen posturas durante la reunión que mantendrán los días 12 y 13 en la capital china.

Este debate tiene su origen en las diferentes interpretaciones que suscita el protocolo de acceso de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC), que contemplaba la concesión de ese estatus en un máximo de 15 años desde la entrada del país en el organismo, un plazo que vencerá el próximo 11 de diciembre.

“El acuerdo de 2001 por el que China se unió a la OMC tiene un lenguaje que implica para muchos, incluyendo China, que los países deberían reconocerle el estatus de economía en un plazo de 15 años, hasta diciembre de 2016”, explica a Efe Oliver Rui, profesor de la Escuela Internacional de Negocios China-Europa de Shanghái (CEIBS).

“China piensa que es automático. Sin embargo, la UE puede no estar de acuerdo con ello”, añade Rui.

Al igual que los miembros de la UE, Estados Unidos, Canadá, Japón, México y la India tampoco han reconocido a China como economía de mercado, alegando que el gigante asiático no cumple con los requisitos establecidos para tener esa consideración.

Según la UE, para que una economía “no de mercado” deje de serlo tiene que cumplir cinco criterios: una baja influencia gubernamental en las empresas; la ausencia de distorsiones en la economía privada; la implementación del derecho societario, un marco legal de economía libre de mercado y disponer de un genuino sector financiero.

La evaluación que llevó a cabo el bloque comunitario sobre el estatus de la economía china en 2008 concluyó que el país asiático suspendía en cuatro de los cinco apartados y, desde entonces, Pekín no ha solicitado una segunda revisión.

A pesar de las reformas que el Gobierno chino ha llevado a cabo en los últimos años, Rui piensa que todavía podría no alcanzar los mínimos para cumplir todos los criterios.

“La UE se involucrará en un diálogo bilateral con China, para promover los progresos chinos hacia la consecución de los requisitos del estatus de economía de mercado”, pronosticó el experto de CEIBS.

La consideración de economía de mercado tiene efectos únicamente sobre la forma de calcular los derechos “antidumping” (venta por debajo del precio de mercado), de los que China es el miembro de la OMC que recibe más sanciones de este tipo, y que pueden endurecerse si es calificada como “no de mercado”.

En este sentido, fuentes de la Cámara de Comercio de la UE en China subrayan a Efe que es “importante” para la UE mantener “una relación económica sólida y equilibrada con China” y que la cláusula sobre la condición de economía de mercado afecta a menos del 2 % del comercio bilateral.

“La Cámara de la UE espera que ambas regiones sellen esta disputa en 2016 y se centren en las vigentes negociaciones del acuerdo de inversión, que las empresas europeas esperan que tenga un robusto componente de apertura del mercado”, señalan.

Porque, aunque los expertos no consideran que China se ajuste a los parámetros que definen a una economía de mercado, decenas de países ya le han reconocido ese estatus, entre los que destacan Brasil, Argentina, Perú, Chile, Australia, Noruega, Suiza o Rusia.

Pekín suele exigir el reconocimiento del estatus de economía de mercado durante las negociaciones para conceder ayuda financiera, realizar inversiones sustantivas en un país o para firmar un tratado de libre comercio.

Frente a esta postura, el Parlamento Europeo rechazó por una amplia mayoría la concesión a China del estatus de economía de mercado, en la votación no vinculante del pasado 12 de mayo, y pidió que se proteja a la industria europea de las importaciones chinas hasta que este país no cumpla todos los criterios exigidos.

La disputa podría resolverse con una solución intermedia como que la UE otorgue a China el estatus de economía de mercado y, al mismo tiempo, adopte medidas especiales antidumping. La Comisión Europea, de hecho, ya ha anunciado que estudia “medidas de mitigación” por si finalmente toma esa decisión.

Fuente: El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *