Dallas, estremecida: cinco policías mueren a manos de francotiradores en una protesta racial

ss+(2016-07-08+at+11.20.32)
Las exportaciones alemanas registran en mayo su mayor caída mensual en 9 meses
julio 8, 2016
China-bandera
¿Es China una economía de mercado?
julio 10, 2016
Show all

Dallas, estremecida: cinco policías mueren a manos de francotiradores en una protesta racial

policia-eeuu-efe

Al menos cinco agentes de la Policía de la ciudad estadounidense de Dallas, en el estado de Texas, han muerto y otros siete fueron tiroteados y dos civiles resultaron heridos por disparos durante una protesta convocada tras la muerte de dos afroamericanos en los estados de Minnesota y Louisiana a manos de agentes. Varias personas han sido detenidas. La policía ha confirmado la muerte del hombre armado que estaba atrincherado en un garaje de la ciudad y han dicho que el sospechoso “quería matar gente, especialmente policías blancos”. Los vídeos del tiroteo.

La policía cree que cuatro personas coordinaron el ataque con fusiles. Los asaltantes se colocaron cerca del final del recorrido de la manifestación, según recoge The New York Times. El balance de muertos ha aumentado en las últimas horas. La Policía de Dallas ha confirmado la muerte de un quinto agente esta mañana. “Hemos perdido a otro. Oficial caído”, ha anunciado la Asociación de Policía de Dallas en su cuenta oficial de Twitter. La primera víctima identificada es el agente Brent Thompson, de 43 años, que se unió al cuerpo de policía en 2009.

El asalto se ha desarrollado cerca de una de las zonas más concurridas del centro de la ciudad, llena de hoteles y restaurantes, así como los edificios del gobierno del condado de Dallas.

“Quería matar policías blancos”

Las autoridades han dado algunos detalles sobre el sospechoso y sobre los motivos que le han llevado a realizar la matanza. El presunto tirador reconoció que estaba “enfadado con los blancos” y que “quería matar gente, especialmente a policías blancos”, han dicho fuentes policiales.

El sospechoso aludió explícitamente a las últimas muertes de ciudadanos negros a manos de la Policía y se desmarcó de la movilización en la que habría cometido el ataque, convocada precisamente para protestar por los últimos incidentes. La policía negoció con él cuando estaba atrincherado y fue entonces cuando dijo que estaba “enfadado con los blancos”

Varias detenciones

La Policía de Dallas ha anulado la alerta pública declarada en la ciudad tras la detención de varias personas sospechosas. La cifra de detenidos ha ido variando a lo largo de las últimas horas, debido a que algunos han sido puestos en libertad. Según el alcalde de Dallas, en ese momento habría tres personas retenidas relacionadas con los hechos, entre ellos una mujer. El primer detenido ha sido un hombre que entabló un tiroteo con la Policía, según el Twitter del cuerpo. Otros dos sospechosos fueron trasladados a la comisaría después de que un agente de policía viera cómo metían una bolsa sospechosa de camuflaje en un Mercedes negro y luego se dieran a la fuga, pero han sido puestos en libertad.

El jefe de policía David O. Brown ha señalado que los sospechosos detenidos no están proporcionando a los investigadores muchos detalles. “Simplemente no está cooperando como nos gustaría”, ha dicho.

Por otro lado, un hombre identificado como Mark Hughes se entregó voluntariamente a la Policía después de que las fuerzas de seguridad comenzaran a hacer circular su imagen en las redes sociales. Fue considerado como sospechoso porque se presentó en la manifestación con un fusil de asalto al hombro (algo legal en Texas). Tras un interrogatorio, ha sido puesto en libertad: “Nada más ver mi foto, hice que se detuviera un coche de Policía”, ha explicado Hughes ante las cámaras de la CBS.

“Todavía no estamos seguros de que tengamos a todos los sospechosos”, ha añadido el jefe Brown, quien ha recomendado a la población que se mantenga alejada de la escena del crimen aunque la alerta pública en toda la ciudad ha sido anulada excepto en su espacio aéreo: hace unos minutos, la Administración Federal de Aviación (FAA), ha restringido los vuelos sobre el centro de ciudad.

Un robot bomba para matar al sospechoso

Fuentes oficiales han confirmado la muerte del sospechoso que permanecía atrincherado en el aparcamiento de un instituto de formación profesional cerca del lugar de la matanza. Esas mismas fuentes han confirmado que el sospechoso falleció tras la explosión de un artefacto enviado por un robot de las fuerzas de seguridad.

El hombre permaneció atrincherado durante unas tres horas, tiempo durante el que intercambió disparos con la Policía e ignoró cualquier diálogo con los negociadores al grito de “el fin está cerca”, antes de expresar su voluntad de “matar a más policías” y amenazar con la presencia de bombas en toda la ciudad.

Las fuerzas de seguridad, por su parte, han concluido los registros en el centro de Dallas sin localizar los explosivos de los que había alertado el atrincherado.

Obama, en Varsovia (Polonia) para asistir a una cumbre de la OTAN, ha condenado el tiroteo en Dallas. “La policía de todo Estados Unidos, que es una familia muy unida, siente esta pérdida. Estamos de duelo”, ha afirmado el presidente Obama desde Varsovia, donde también ha aprovechado para condenar el ataque: “Ha sido despreciable y calculado”. Obama también ha transmitido sus condolencias a la alcaldía de Dallas y ha indicado que el FBI está investigando lo sucedido.

Las protestas tienen lugar tras conocerse las muertes de Alton Sterling y Philando Castile, dos afroamericanos, que fueron abatidos por agentes de la Policía. Estos incidentes han provocado nuevas manifestaciones en todo el país contra la actuación de las autoridades hacia los miembros de minorías.

Incidentes similares en 2015 provocaron una oleada de protestas a lo largo de todo el país bajo el lema ‘Las vidas de los negros importan’.

Fuente: El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *